domingo, 15 de noviembre de 2009

Para recordar: "La Bondad de Dios"

A veces es bueno recordar temas ya tratados, y en el día de hoy me gustaría volver al asunto tratado en una meditación: la naturaleza de Dios. Aunque este artículo fue publicado ya el día 23 de mayo del año 2008 en este mismo blog, creo que no viene nada mal volverlo a sacar a la luz, así, en primera plana.


Una vez establecida la existencia de Dios, la siguiente pregunta que para mí ha tenido enorme importancia es conocer la naturaleza de Dios. Y eso me lleva a preguntarme: ¿es Dios bueno o malo?

Esta pregunta que, a priori, pudiera escandalizar, hay que entenderla adecuadamente, ya que lo bueno y lo malo de alguna manera parecen conceptos relativos, pues lo que es bueno para uno pudiera ser malo para otro. Entonces, ¿cómo saber si existe lo que un humano llamaría bondad o maldad en Dios?
Necesitaba conocer la respuesta, y entonces me puse a meditar y lancé esa pregunta. La respuesta fue sorprendente y extremadamente respetuosa puesto que partió de mi duda; no hubo reproches, sino comprensión. Esto es lo que sentí en mi interior, por si a alguien pudiera servirle de ayuda.
Bien, de acuerdo. No puedes discernir si hay en la Fuente Original maldad o bondad de acuerdo a tus principios, pero lo que es incontestable es que lo que hay es ante todo: VERDAD.

Es decir, sea aparentemente bueno o malo, lo que existe es la VERDAD, lo que hay, en vez de lo que no hay. Por tanto, el bien o el mal deberán amoldarse a esa Verdad; no podrán ir en su contra.

Y la Verdad no puede ir en contra de la naturaleza profunda, porque aquello sería una contradicción imposible. Por tanto, ¿qué anida, en realidad, en el corazón del hombre?, ¿qué anhela?, ¿la muerte?, ¿la destrucción? ¡¡No!! Si la busca, lo hace movido por la desesperación de que la inmortalidad, la eternidad, no existan.

Si el hombre se enfrenta con su hermano, lo hace por la desesperación de que él no le ame; por tanto lo que mueve al hombre al odio es el anhelo del amor.

Así que, ¿qué hay en el fondo del corazón del hombre? Amor, Totalidad, Eternidad. ¿Es eso Bondad o Maldad? Entonces, ¿Quién es el origen de la humanidad?

No lo olvides nunca. Ten esa confianza en el momento de la duda. Dios es Amor. No puede ser otra cosa porque el Origen es LA VERDAD.



22 comentarios:

Cornelivs dijo...

Soy esceptico y agnostico, querida Hada: por eso tomo nota, repito, tomo muy buena nota de este post.

Con todo mi cariño, te deseo un feliz domingo.

Besos...!

Bernardo dijo...

Dios es la creación en su máxima expresión, si asumimos esto, lo opuesto a esto o lo que se podría decir malo seria la destrucción, Dios siempre crea no destruye, la creación es Amor.
El concepto de los opuestos es algo humano, el universo no se pregunta fluye y con el todo lo que esta a su alrededor. Ahora que la tecnología esta tan avanzada podes observar que hay galaxias en colisión, esto es bueno o malo?, desde el punto de vista de la creación es recrear, dar vida nueva, evolucionar, si lo vemos desde el punto de vista de la permanencia se ria destrucción y caos, seria muerte e involución, Dios no es eso, Él da Vida, da Amor, en nuestro propio organismo hay construcción y destrucción, vida y muerte, a cada segundo se renuevan las células, de no ser así nunca creceríamos, no lo cuestionamos, solo lo hacemos cuando hay algo que a nuestro buen saber y entender no es agradable, pero esto es solo un concepto muy humano.
Dios nos Ama, solo que como buenos hijos, siempre cuestionamos a nuestro padre creador…

Gracias…

Un abrazo…

Myr dijo...

¡Preciosa Meditación!

Creo al igual que Empédocles, que el Mundo está movido por dos fuerzas en constante oposición: El El amor que une y el odio que separa. LO mismo, la luz y la oscuridad.

Amor, Luz, LO Supremo....para mí son uno.

En virtud de nuestro libre albedrío, en nosotros reside el poder de la elección por uno u otro camino. ESta es, una elección consciente. lamentablemente, no creo como tú, que sólo la maldad sea fruto del temor a no ser querido por el otro, (sinó más bien: la voluntad consciente de querer infrigir daño al otro).


Besos

Runas dijo...

Yo sigo aún preguntandome muchisimas cosas respecto a "Dios". Estoy envuelta en un mar de dudas las cuales epero resolver algun dia. Un beso

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Hada

Muy bonita la meditación que hiciste y la conclusión a la que llegaste. Creo que en algún momento de nuestra vida, casi todos nos hemos hecho la misma pregunta, lo que ya no se es si todos llegamos a la misma reflexión, me da que no.

Me haces pensar y eso me gusta.

Besotes.

estoy_viva dijo...

Bonita refrexion que nos haces sobre la bondad de Dios...pero creo mas en la bondad de muchas personas que ayudan incondicionalmente a personas muy necesitadas, son esos voluntarios que pasan horas dandoles un poco de cariño, amistad, le llevan un poco de comida, le dan paseos, etc...
Con cariño
Mari

Sombras en el corazón dijo...

Muy requetecierto: lo que nos mueve a todos es el amor o la falta de él.
Y todo lo que expreses hacia el exterior, amor u odio, a uno mismo regresa.

Un abrazo guapa, y buena semana.

Lidia M. Domes dijo...

Bellísimo Hada!!!!

Fue bueno rescatarlo entre tantas cosas excelentes que publicas en tu blog!!!

Un abrazo muy fuerte!

Lidia

Susana Vera-Cruz dijo...

Sin duda mi querida amiga, que Dios es totalmente y absolutamente Verdad.

Pienso que para entender lo malo de lo bueno, debemos de entender que tanto uno como el otro deben existir inevitablemente.
No conocemos la noche, si no conocemos el dìa.
Los valores forman una parte fundamental en este proceso de disernimiento, ya que sòlo a travès de ellos reafirmaremos lo bueno y veremos que no calza en ellos.

La Bondad de Dios es infinita al igual que su Misericordia, por lo que cada ser que entienda que lo malo es una consecuencia de, y arrepentido busca al Señor otra vez para remediar lo hecho, de seguro que serà acogido sin ninguna limitaciòn.

El Señor es infinita Misericordia tambièn.

Un besito mi niña , linda semana y gracias por tu bello post.

Agualuna-Sussy

Estrella Altair dijo...

Que bonito Hada.. concuerdo contigo, Dios no puede ser otra cosa, sino amor...amor eterno.. y ese siempe es bueno... y puro..

Un beso

La Gata Coqueta dijo...

El hombre en el fondo de su corazón tiene amor y nobleza, pero ante una rabia desmedida por no saberse y conocerse así mismo comete los errores que comete que el sólo se destruye...

Y para eso hay una etapa en la vida en la cual si no la has llegado a percibir ya suele ser demasiado tarde.
Luego sólo le queda buscar el perdón Divino porque sabe el daño que ha causado...y no se siente bien con sigo mismo.

Lo peor son los que nacen y mueren si saber lo que significa la belleza y grandeza del Señor y la placidez de tenerlo tan cerca de nuestro corazón, entregándonos todo su amor y bondad.

Un abrazo un beso y una ramita de olivo para que la paz siempre reine en nuestro ser.

Esta que te escribe...

María del Carmen.

Desdemismontañas dijo...

Dios es LUZ, es AMOR, es VERDAD

Dices:
****Y la Verdad no puede ir en contra de la naturaleza profunda, porque aquello sería una contradicción imposible. Por tanto, ¿qué anida, en realidad, en el corazón del hombre?, ¿qué anhela?, ¿la muerte?, ¿la destrucción? ¡¡No!! Si la busca, lo hace movido por la desesperación de que la inmortalidad, la eternidad, no existan****

Hadii si sabemos que la imperfección forma parte de nuestra naturaleza humana, Y POR ESO LA ERRAMOS, y también sabemos que EL AMOR desde el Alma siempre entiende porque conoce nuestra debilidad y que por eso fluye aún masss Amor. Me pregunto: hasta queee punto el hombre desde su libre albedrío es capaz de ir en contra de la naturaleza dando la espalda a la LUZ y la VERDAD.HASTA LA AUTOCONDENACIÓN??

Besos!!

Hada Saltarina dijo...

CORNELIVS,

Ser escéptico y agnóstico creo que es la forma sincera de encarar las dudas que nos rodean: no se niega, se busca. Te agradezco mucho tus palabras. Un muy fuerte abrazo

BERNARDO,

Comprendí que a Dios sólo se le puede hablar desde la sinceridad, y, en mi caso, puesto que soy un ser humano, desde mi humanidad. Por eso me gusta hablar a través de Cristo, por su humanidad. Pero tamibén lanzo preguntas al Dios que nos excede, al Dios que hizo lo humano y lo no humano; mis preguntas iban dirigidas a Él desde lo que soy: humana. Muchas gracias por tu aportación y un gran abrazo

MYR,

Mi buena amiga, dices que el el libre albedrío surge de la decisión consciente y que piensas que conscientemente uno puede elegir el mal. En eso yo disiento. Por supuesto que puede escogerse el mal, pero no conscientemente. Tenemos que admitir que los seres humanos caminamos hacia una consciencia pero es un camino largo que cuesta mucho alcanzar, y por tanto las elecciones no son tan conscientes en mi opinión. Muchos besos y feliz por tu retorno a esta casa

RUNAS,

Pienso que las preguntas sobre Dios no tienen fin, ya que es mucho más de lo que podamos imaginar. Claro que te entiendo, Runas, por eso, de vez en cuando, Le pregunto en espera de una respuesta que más o menos yo pueda entender. Muchísimos besos

Hada Saltarina dijo...

MANDALAS,

Te aseguro que cuando me lanzo a preguntar determinadas cosas es porque necesito una explicación que no venga de mí; por eso pregunto. A veces, sólo a veces, parece obtenerse un atisbo que yo creo que no viene de mí. Integrar y entender la respuesta lleva su tiempo, aunque en el momento aparezca clara como la luz del día. Muchos besos

MARI-ESTOY VIVA,

Creo que no existe contradicción entre la bondad manifestada por la solidaridad y esfuerzo del ser humano. Besos

SOMBRAS EN EL CORAZÓN,

Así lo veo yo. Y con esta respuesta me doy cuenta de ese principio que es la Verdad, y la Verdad es que todos deseamos estar bien, lo que ocurre es que muchas veces nos equivocamos en los caminos para alcanzar ese estado. Muchos besos, niña

LIDIA,

Muchísimas gracias por tu afecto de siempre; creo que este texto tú ya lo conocías. Ay, por cierto, cómo me alegró ver tu foto recibiendo el diploma como Consteladora de las manos de Bert Hellinger. ¡Me alegro tanto, querida amiga! Muchos besos

SUSANA,

Yo no sé si es inevitable o no la dualidad en la que vivimos, pero el hecho es que ES; y hay que buscar una respuesta. De vez en cuando necesito lanzar preguntas, con la esperanza de obtener respuestas, y, a veces, llegan. Muchos besos

Hada Saltarina dijo...

ESTRELLA ALTAIR,

Gracias por tus palabras. Muchos besos

GATA COQUETA,

Creo que así es, como lo expresas. Gracias por esa ramita de olivo que me envías desde tu corazón. Muchos besos

DESDEMISMONTAÑAS,

¡Pero qué expresiva que es mi niña! Me preguntas si el libre albedrío del ser humano puede llegar hasta la autocondenación. Bueno, me parece a mí que el ser humano es experto en la condenación de los demás y la autocondenación; de hecho, me parece que busca autocastigarse de múltiples formas, y nuestra sociedad es un gran ejemplo de ello. Pero también creo y tengo la esperanza de que Dios sea un gran experto en la LIBERACIÓN, en el PERDÓN, y en la DONACIÓN DE AMOR. Ahí está el camino para que aprendamos a no ser tan negativos y buscar la luz en vez de sumirnos cada vez más en las tinieblas. Muchos besos, queridísima amiga

Juan dijo...

María Fernanda

Yo nunca he dudado que Dios es Amor y es Bondad.

Me sorprende tu forma de analizar a partir de que algo sea aparentemente bueno o malo, y que lo que existe es la Verdad. Y de ahí deduces que Dios es Amor. Me parece genial.

Hay una pregunta que algunos me han hecho y es el porqué Dios permite que haya terremotos, guerras, hambre y demás calamidades.

Cómo la podríamos analizar para llegar a la conclusión que Dios no es responsable de estos hechos.

Gracias, amiga, y feliz semana.

Un abrazo.

Juan Antonio

Hada Saltarina dijo...

HOla JUAN ANTONIO!

Primero querría hacerte una puntualizacion. Yo recuerdo esta meditación como una pregunta a Dios; digamos, como una pregunta desesperada, en esas veces en que decides ir al fondo de la cuestión y lo haces de manera sincera. Yo pregunté y esperé la respuesta. No creo que fuera una respuesta de mi propia vez; es un pensamiento muy claro y creo que más conciso de lo aquí expresado, pero más claro, que no me parece venir de mí. Eso es algo que todos podemos vivir; estoy plenamente convencida.

Con respecto a esa pregunta tan común tamibén sobre el mal, yo también tengo mis debates, no vayas a creer. Te remite a algo que publiqué de Yogananda sobre este tema, a ver qué te parece. A mí me gusta mucho Yogananda porque es alguien muy espiritual, pero muy humano; y que se permite, desde un gran amor y respeto, hablar a Dios desde su propia y limitada humanidad, y le pregunta y le da su opinión de forma muy sincera, no con esas palabra que se supone que uno debe decir, como si fuera una falta de respeto pensar de otra manera; no, el lo hace desde la confianza de un hijo hacia su padre y madre; no pretende ir en contra pero expresa su derecho a no comprender. Éste es el enlace http://espitarot.blogspot.com/2009/05/el-poder-de-dios.html (que dicho sea de paso, no se poner como enlace aquí, así que tendrás que hacer un "corta y pega"

Un abrazo muy fuerte y gracias por tus comentarios que me permiten explayarme

Juan dijo...

María Fernanda

Yo también creo que cuando uno hace una pregunta al Ser Superior, éste le da la respuesta a través de nuestra mente.

Leí la entrada a la que me remitiste y es muy convincente el razonamiento.
Me gustaría leer algo del pensamiento de Yogananda. Intentaré conseguirlo.

Gracias, amiga, por el cariño que pones en contestar todas nuestras preguntas. Para mí es importante conocer distintas formas de ver estos temas que son de suma importancia.

Un abrazo.

Juan Antonio

Hada Saltarina dijo...

JUAN ANTONIO,

Gracias a ti!!!

Sara dijo...

Más hermoso no puede ser, lo que plasmaste aquí.
Gracias,

Hada Saltarina dijo...

SARA,

Me alegra que así lo veas.


Besos

Silvia Cristina dijo...

Hola Hada!!! siempre es un placer pasar por tu bello lugar!!!
Recien pase ...mire un poquito....y dije ..veremos que es esto para recordar...y te imagínas ...me encanto!!!!

Te dejo un fuerte abrazo desde Argentina

Silvia Cristina